Hidrolimpiadoras

¿Que son las hidrolimpiadoras?

Es una máquina que transmite la energía cinética de un accionamiento a un fluido, comúnmente agua o solución jabonosa en base agua, para acelerarlo, y realizar un trabajo, habitualmente de limpieza o arranque mecánico de diversos materiales.

Características de las hidrolimpiadoras

Mejor resultado de limpieza

Con el agua caliente, incluso las grasas y los aceites solidificados se funden, emulsionan mucho mejor y se pueden eliminar muy fácilmente. En el sector alimentario, gracias al agua caliente, la albúmina y las grasas se pueden eliminar de forma especialmente eficaz.

Menor empleo de detergente

En la mayoría de los casos, las grasas, los aceites, las resinas y demás se pueden eliminar solo con agua caliente, con lo que se emplea considerablemente menos detergente o incluso se puede prescindir de él. Así, además de ahorrar costes, también se protegen el medio ambiente y los recursos.

Menor tiempo de secado

Las superficies que se limpian con agua caliente se secan más rápidamente gracias al calor, por lo que se encuentran disponibles más rápidamente para seguir tratándolas o darles otro uso.

Más higiene

Tras la limpieza con agua caliente se puede constatar una reducción de gérmenes considerable. Para muchos requisitos higiénicos, esta reducción de gérmenes conseguida sin desinfectante es más que suficiente.

Menor tiempo de trabajo

El agua caliente disuelve la suciedad más rápido y, con ello, permite un ahorro de tiempo considerable de hasta el 35 %. De este modo, se pueden realizar diversas tareas de limpieza de forma económica y rentable.

Tipos de hidrolimpiadoras

Según la temperatura del agua

Puedes encontrar hidrolimpiadoras de agua fría, que son máquinas que expulsan el agua a presión tal cual la reciben, aunque algunas admiten entrada de agua hasta los 40º C.

También puedes encontrar máquinas de agua caliente, éstas son máquinas que incorporan una resistencia eléctrica o de gasoil que aumenta la temperatura del agua.

Las hidrolimpiadoras de agua caliente son máquinas recomendadas para quitar suciedad más incrustada, también son usadas para zonas industriales con grasa, cal y suciedad difícil de quitar.

Según el tipo de motor

Las más comunes son las que funcionan conectadas a la corriente eléctrica, para ello es necesario disponer de una toma de corriente eléctrica o de un generador.

Éstas suelen utilizarse para uso doméstico, por su precio más económico y por su fácil uso y mantenimiento.

Por otro lado, puedes encontrar hidrolimpiadoras a gasolina, son máquinas que incorporar un motor a gasolina, pudiendo utilizarlas en cualquier sitio. Además, ofrecen una mayor autonomía en el trabajo.

Accesorios para las hidrolimpiadoras

Cepillos: Los cepillos sirven para limpiar las superficies más delicadas, facilitando el acceso a los rincones donde la suciedad está incrustada para despegarla con sus cerdas. Te resultarán especialmente útiles para limpiar muebles de jardín, cristaleras, persianas y vehículos.
Depósitos externos: Aunque muchas hidrolimpiadoras incluyen un depósito de detergente o la posibilidad de conectar directamente la botella, siempre puedes añadir un depósito externo en la lanza, que permite conseguir más espuma y mejorar la calidad en la limpieza.
Lanzas y boquillas: Las hidrolimpiadoras ya incluyen una o dos lanzas, pero siempre resulta útil hacerse con otro tipo de lanzas más potentes, que te faciliten el trabajo. Hay lanzas con distintos niveles de presión en la boquilla y varias posiciones de selección de cantidad de detergente. Este accesorio está especialmente indicado para desincrustar la suciedad más persistente.
Filtros de agua: Los filtros sirven para impedir que entren partículas sólidas o suciedad del agua en la bomba. No son necesarios en el caso de que conectes la hidrolimpiadora a la red de suministro, pero sí son muy aconsejables cuando utilices agua de pozos o de depósitos pluviales. Disponen de los accesorios necesarios para acoplar el filtro a grifos o mangueras.
Patines y escobas escoba: Hay una serie de accesorios que hacen notablemente más cómoda y sencilla la limpieza de suelos o paredes verticales. Los patines y las escobas están diseñados de forma que las boquillas se alojan en el interior de los accesorios, evitando así las salpicaduras. Gracias a sus cerdas duras, las escobas dan muy buen resultado cuando hay que limpiar escaleras y suelos de piedra. Para otro tipo de suelos; sintéticos, de madera o cerámicos; donde la suciedad está menos incrustada, puedes escoger un patín. Los patines tienen un brazo articulado que los hacen ideales para limpiar en vertical y unas asas que permiten apoyarlos sobre la pared cuando lo necesites, siendo una opción muy acertada para limpiar piscinas (paredes y suelo).

Indicaciones de uso

Manejar cualquier hidrolimpiadora de uso doméstico es muy sencillo. Se conecta a la salida de agua y se carga el detergente. Llena el depósito. Sabrás que está completo cuando al presionar salga agua por la pistola situada en el extremo final de la manguera.

Enchúfala a la red eléctrica y elige la función/presión que requieras para el trabajo de limpieza que vayas a realizar. Ya está lista para comenzar a eliminar la suciedad. El hecho de que incorporen ruedas en su base y de que sean ligeras facilita su manejabilidad. Algo a lo que contribuye también el largo de la manguera.

¿Necesitas ayuda? Pregúntanos por whatsapp